Northlane – Obsidian

northlane

Sed bienvenidos a Riff Valley de nuevo. 2022 está siendo un año interesante, y hoy nos toca repasar el último lanzamiento de una de mis bandas favoritas, el Obsidian de Northlane. El disco del combo australiano era uno de los eventos más esperados para los fanáticos del metalcore que, sin duda, nos ha dejado un sinfín de detalles a comentar.

Northlane es una de las bandas más especiales del metal, ya que en algo más de una década nos han deleitado con 6 álbumes de estudio y ninguno es una repetición del anterior, que es de lo más meritorio.

Análisis del disco

Con un estilo vanguardista, los australianos han avanzado en su sonido hasta difuminar el metalcore por completo y jugar casi al despiste con sus fans. Pero vayamos al grano, ¿qué nos ofrece Northlane en su nuevo LP?

El nuevo trabajo de la banda es una mezcla entre la continuidad y la innovación, me explico; Obsidian es un disco donde los riffs intrincados siguen presentes (aunque menos), los estribillos melódicos cantados por Marcus Bridge son apasionantes y pegadizos como siempre y sus guturales nos demuestran que la banda avanza pero no se arruga, manteniendo una contundencia que este servidor encuentra de lo más atractiva.

Por otra parte, tenemos la innovación. Aquí hay que destacar varias características claves para descifrar este nuevo álbum. La primera son los sintetizadores, es cierto que en su anterior trabajo «Alien» ya eran una parte importante, pero es ahora cuando se han adueñado de todas y cada una de las canciones del disco, aportando atmósfera, pulcritud, iniciando las canciones y incluso rompiéndolas como en «Abomination». La electrónica es la gran protagonista del disco; da igual qué canción pongamos como ejemplo, el sintetizador está presente de múltiples formas, acompañando, siendo la que realiza la melodía principal.

Otra de las grandes claves del disco, sin lugar a dudas, es el sonido de sus guitarras. Con respecto a «Alien», encontramos unas guitarras muy graves pero con una distorsión más difuminada, lo que ha contribuido a generar esa atmósfera que tanto han perseguido a lo largo del álbum. Salvo por los múltiples breakdowns que la banda nos deja, donde el sonido ronco se destaca y la distorsión se hace más palpable, la tónica general del disco es un sonido pulcro y suave, propio en muchas bandas de metalcore que están dando pasos en esta misma dirección, como Silent Planet, Loathe (salvando las distancias) o Thornhill.

Por último voy a destacar los ritmos de la batería. Obsidian es un álbum muy pegadizo, y el culpable de esto es la batería y sus ritmos que por momentos recuerdan a música industrial. Una batería que aporta muchísimo gancho y actúa como elemento diferenciador junto a los sintetizadores, sin duda los que más sorprenden del disco. «Echo Chamber» o «Is This A Test?» son canciones que dejan buena muestra de cómo ha estado la batería a lo largo del disco, casi haciéndonos creer que es otro estilo de música totalmente diferente.

Valoración del Obsidian

El disco es perfecto de principio a fin. Cada canción nos hace experimentar algo diferente, manteniendo los sintetizadores en todo momento, las demás piezas del puzzle encajan solas: riffs intrincados, estribillos y ritmos pegadizos, voces limpias y guturales, breakdonws muy pesados y momentos transcendentales como las dos últimas canciones del álbum, que llevan al oyente a una especie de éxtasis y de momento cúlmen, justo cerrando el álbum.

Entre medias, los australianos no dejan de sorprendernos con «Xen», «Cypher» o «Nova». Esta última es una canción de transición digna de Moby, que no sé si se habrán fijado en él, pero desde luego las bases de batería y las partes más atmosféricas tienen un cierto tinte a este reconocido artista de electrónica/chillout.

Obsidian es un disco sublime, lleno de detalles. Parecía difícil pero es más rompedor que Alien, más perfecto, más pulcro. Un álbum complejo y completo, cerrado brillantemente, un álbum que hace historia de nuevo.


¿Te ha gustado el disco? Coméntanos tu opinión en redes sociales, ¡te leemos! Nos vemos en la próxima review.

Producción
10
Innovación
8.5
Técnica
8
Groove
10
Disco pegadizo.
Tiene gran versatilidad.
Sorprendente.
Lleno de electrónica.
Breakdowns poderosos.
9.1