disco conceptual

La historia del disco conceptual Still Life, de Opeth

Hoy os voy a hablar de mi disco favorito, el Still Life de Opeth. La banda sueca de metal progresivo publicó su cuarto disco de estudio en 1999 y se trata de un disco conceptual que nos cuenta una historia hermosa a la par que trágica. Por aquella época hacían death metal progresivo, género predominante en este disco. El título literal en castellano es “naturaleza muerta”, el cual encaja perfectamente con el relato que nos quieren contar. Vayamos al lío:

Disco conceptual Still Life (1999, Opeth)

The Moor (11:27)

El disco empieza tranquilo, despacio, tomándose su tiempo. Observamos de forma progresiva como el tempo va in crescendo y, a punto de llegar al minuto 3:30 de la canción, un grito desgarrador nos da la bienvenida. Me gustaría destacar que en este momento yo ya tengo los pelos de punta.

La primera canción nos revela lo que piensa uno de los protagonistas de la historia. Éste está sumido en sus pensamientos y tiene sentimientos encontrados: quiere volver al lugar donde nació, pero su destierro por no creer en Dios se lo impide. Lleva 15 años en el exilio y en este momento tiene la mente en paz. De todas maneras, la idea de volver va tomando cada vez más fuerza, aun teniendo muy presente lo que le hicieron pasar hace tantos años.

Cuando ya llevamos 9 minutos de canción nos enteramos de la principal razón por la cual quiere volver gracias a la famosa frase “Melinda is the reason why I’ve come”. Por lo poco que sabemos, Melinda es la única persona que le perdona y está dispuesto a volver por ella. No sabe qué pasará cuando vuelva pero se lo debe a su pasado, el cual le tortura cada día que pasa. Finalmente, el protagonista se arma de valor y decide volver al lugar del que fue desterrado.

Godhead’s Lament (9:48)

Después de 15 duros años, regresa al pueblo del que fue desterrado. Esta pieza nos relata sus sentimientos al llegar y cómo los tiene que ocultar para no ser descubierto por el Consejo de la Cruz, nombre que hace referencia a la Iglesia. Destaca la rabia en la letra y el gutural, así como una melodía progresiva con toques deathmetaleros. Por su cabeza aparece la idea de quedarse allí para siempre ya que nadie lo iba a reconocer después del paso de los años (“What would they care if I did stay, no-one would know”).

Casi finalizando la canción, el protagonista, perplejo, se da cuenta de algo que sabe que le va a costar digerir: Melinda ha aceptado recorrer el camino de Dios y se ha hecho monja. Los gritos finales de desesperación bordan el final de la segunda canción del disco.

Benighted (5:00)

Empiezan los primeros acordes, vaticinando una canción que transmite calma y paz mediante guitarras acústicas. El protagonista se imagina una conversación con ella en la cual la intenta convencer para que olvide la religión. Se pregunta también qué le pudo pasar para hacerse monja, intentando hacerle ver en esta hipotética conversación que nunca es tarde para cambiar de camino.

Me quedo con la última frase, en la cual, después de todo el monólogo, él le pide que pierda el control (“Lose the grip of all control”) y se vaya con él.

Moonlapse Vertigo (9:00)

El protagonista es consciente de lo mucho que desentona en un pueblo tan creyente como aquel. En esta canción se habla de la hipocresía del Consejo y sus actos, y sabe que corre un gran peligro allí si lo llegan a descubrir. Finalmente, se da cuenta de que el tiempo sigue corriendo y de que lo mejor será centrarse en la misión que tiene: reunirse con Melinda y convencerla para que se vaya con él.

Face Of Melinda (7:59)

El encuentro se produce y describe a Melinda como una persona sin ninguna alegría aparente, triste en cierto modo. Ella le cuenta que, cuando él se marchó, tuvo que jurar sus votos para que nadie sospechara. Él le confiesa que ha vuelto del exilio por ella y que está dispuesto a sacrificarlo todo por recuperarla.

Acercándose los 4:30 de canción, ésta se vuelve más cruda, más enérgica. En este momento, el protagonista la coge de la mano y le suplica que se vaya con él, que se escapen.

La canción termina con una de las frases más bonitas de todo el disco. Melinda, después de hablar de ella, se sorprende a sí misma con la siguiente confesión: mi promesa está hecha pero mi corazón es tuyo (“My promise is made but my heart is thine”). Es consciente de que está casada con Dios, pero su corazón pertenece al protagonista.

Serenity Painted Death (9:14)

Empieza un tema más crudo y agresivo a lo que estamos acostumbrados en estas últimas canciones. El tema arranca con un grito desgarrador que nos cuenta que, al despertar, Melinda ya no está con él. Ha sido raptada por el Consejo, que sabía perfectamente lo que estaba pasando, y ha sido degollada por haber traicionado a Dios. El protagonista, en un ataque de rabia e ira ciega producida por el dolor, asesina a los que mataron a Melinda. Finalmente, se desmaya debido al agotamiento y cansancio. Al despertar, el Consejo lo tiene rodeado, llevándoselo para castigarlo por sus pecados.

White Cluster (10:05)

La canción arranca sin tapujos, con una voz gutural digna de la rabia más profunda. Despierta muy debilitado y el Consejo le obliga a arrepentirse. Él se niega y, acto seguido, lo llevan a la horca, donde le espera todo el pueblo vestido de blanco.

A mitad de tema, la música cambia y observamos un espacio de calma aparente. Suenan unos acordes tímidos, seguidos de un estruendo atronador. Un minuto más tarde, el solo de guitarra que escuchamos es prácticamente sublime.

El protagonista tiene la soga al cuello y escucha murmurar a la multitud, atormentado de estar allí. De repente, nota una caricia cercana, dándose cuenta de que Melinda está allí, con él. Ella está lista para acompañarlo en su muerte y, por fin, podrán estar juntos para siempre.  


Aquí finaliza el que, según mi humilde opinión, es el mejor disco de la historia. Sin duda, mi disco favorito entre todos mis discos favoritos. Mikael Åkerfeldt a la voz y guitarra, Peter Lindgren a la guitarra, Martin Mendez al bajo y Martin López a la batería.

Mikael Åkerfeldt demuestra con este álbum ser un compositor brillante, con un dominio de las letras y de la música. Si esto se adereza con músicos de gran calibre, obtenemos un disco que me emociona cada vez que escucho esta magnífica obra maestra.

¿Qué os ha parecido el disco y su historia? ¿qué disco os soléis poner en bucle y no os cansáis por más que lo escuchéis?

X