Un día más os traemos tres bandas cuyo estilo es único e irrepetible. Son bandas que han sido un antes y un después en sus géneros, bandas con un sonido totalmente único.

La dinámica de este artículo, como se hizo en ediciones anteriores, consistirá en un pequeño análisis de tres bandas. Te dejamos por aquí la primera y la segunda parte de esta serie de artículos.


FAITH NO MORE

Si buscamos «banda inclasificable» en el diccionario probablemente aparezca el nombre de Faith No More. Si bien en sus inicios se les podía considerar una banda de funk metal, la banda tomó una dirección con la entrada de Mike Patton hacia la experimentación y la búsqueda constante de sonidos nuevos que hacen imposible clasificar su estilo de alguna manera.

Los inicios de la banda fueron convulsos. Hasta la entrada de Chuck Mosley, y tras la salida del primer cantante Mike Morris, la banda tuvo varios vocalistas entre los que se encuentra Courtney Love (sí, la misma que estuvo con Kurt Cobain y cantante de Hole), pero con los cuales no se lanzarían mas que unas demos. Con Mosley como cantante se lanzarían dos discos, We Care a Lot e Introduce Yourself, los cuales marcarían el sonido inicial de la banda, muy cercano al funk metal pero que a la vez era muy propio. Aun con el relativo éxito de la banda, tuvieron muchas discusiones y peleas internas, y Chuck Mosley fue despedido y sustituido por el cantante de Mr Bungle, Mike Patton. Este hecho marcaría definitivamente el rumbo del grupo.

The Real Thing fue el disco que les catapulto al éxito. En este disco se combinaba el peculiar estilo funk metal de sus anteriores trabajos con otros sonidos como hip hop, e incluso con otros sonidos más alejados del metal como soul, que podemos observar «Edge of the World».

Pero esta solo fue la punta del Iceberg. Su siguiente disco, Angel Dust, fue el inicio de su época dorada, el cual estaba muy influenciado por Mike Patton. En este disco cambiaba totalmente el sonido de funk metal de sus anteriores trabajos por un sonido totalmente experimental, loco e inclasificable, el cual hace que cada canción sea un mundo lleno de estructuras complejas. Se pueden observar influencias más cercanas al rock y metal alternativo, y vemos que comparten un estilo muy acido e irónico.

Pese a que esta dirección fue muy exitosa y la banda sacó dos grandes discos como King for a Day… Fool for a Lifetime y Album of the Year, la banda se acabó separando en el 98. Cada integrante se fue para continuar proyectos de diferentes ramas de la música; desde el grindcore donde Billy Gould sería uno de los miembros fundadores de Brujería, hasta Imperial Teen, un proyecto de indie pop del teclista Roddy Bottum.

La banda regresó en 2012 y en 2015 lanzaron el Sol Invictus. Este disco siguió la misma línea que los anteriores: experimentación, diversidad de sonido y mezcla de canciones agresivas mas cercanas al metal como «Superhero». Este trabajo nos recuerda al sonido de su primera época, con temas más cercanos al rock como «From the Dead».

REFUSED

Refused, a lo largo de los años, se ha convertido en una banda referencia. En realidad no solo en el hardcore, si no por lo que The Shape Of Punk To Come, su tercer LP, supuso a la música. Este disco inspiraría a muchos de los movimientos del core posteriores, y de ahí su importancia.

Refused nació como una banda de Straight Edge hardcore, después de que el cantante Dennis Lyxzén abandonase la banda que tenia con sus amigos, Step Foward. De esta epoca constan 2 EPs (This Is The New Deal y Everlasting) y su primer LP This Just Might Be the Truth, los cuales tenían un sonido estándar, inspirados en las bandas que imperaban en la escena como Earth Crisis.

Su segundo LP Songs to Fan the Flames of Discontent fue la partida en la búsqueda de un estilo más propio. En este LP, la banda abraza un sonido cercano al hardcore metallico, muy en la onda de otro de los grupos que por esas fechas empezaban también a diferenciarse del hardcore. Esta banda era Snapcase, con la cual girarían en verano del 96. «Rather Be Dead» sería el prefacio de lo que nos iba a ofrecer en un futuro la banda.

1997 sería un año clave en la historia de Refused, donde daría un vuelco en ambas direcciones su carrera. Fue con su tercer disco The Shape Of Punk To Come con el que la banda alcanzaría su grado de inmortalidad. Este disco, como hemos comentado anteriormente, revolucionó totalmente el hardcore. Fueron los pioneros que mezclaron hardcore con todo tipo de sonidos e influencias, desde rock hasta toques de jazz. Como era de esperar, el recibimiento del disco fue nefasto, ya que la escena del hardcore suele ser muy reacia a los nuevos sonidos. Ejemplo de esto es el tan emblemático álbum Family Man de Black Flag, que tuvo una acogida similar.

Tan mal fue la gira de este disco que el grupo se separó en 1998 con un comunicado titulado «Refused are Fucking Dead». En 2006 esta frase se convertiría en el título de un documental donde nos cuentan el por qué de la separación de la banda, y en el cual podemos ver partes de la desastrosa gira.

No sería hasta 2012, 14 años después, cuando la banda se reunió para tocar en una serie de festivales. En 2015 lanzó su cuarto disco, Freedom, en el cual podemos encontrar un sonido todavía más alejado del hardcore y más cercano al post-hardcore y al rock. Estos estilos se siguieron manteniendo en su quinto disco, War Music, lanzado en 2019.

PRIMUS

Estamos ante uno de los mejores power trio (guitarra eléctrica, bajo eléctrico y batería) de la historia. A este grupo se le ha intentado categorizar, en vano, a pesar de ser una banda muy peculiar y a la que se la ha metido en el cajón desastre de funk metal.

En un inicio la banda fue llamada Primate, pero por problemas legales decidieron cambiar su nombre a Primus. Según ellos, eligieron la siguiente palabra del diccionario. Tras el paso de muchos integrantes, la primera formación estable de la banda fue la de Les Claypool en el bajo, Larry Lalonde en la guitarra y Herb Alexander en la batería.   

Tampoco se puede decir que ha habido una evolución en su música, ya que cada álbum de Primus tiene una estética y estructuras propias. La banda se ha caracterizado por discos muy experimentales en los que se observa poca coherencia entre temas y estilo, o simplemente ninguna. Lo remarcable es que todos los discos tienen una constante, ya que se caracterizan por su bajo potente. En muchas ocasiones, vemos que el bajo se quita la etiqueta de instrumento rítmico y observamos también una guitarra muy distorsionada y estridente.

La amplitud de géneros de sus albumes es bastante alta. Podemos encontrar canciones van desde el metal alternativo y el funk metal a rock alternativo y experimental.

La banda ha tenido dos fases. La primera, desde los 90 hasta el 2002, ha sido el periodo más amplio y maduro de su carrera, donde han lanzado cinco discos de estudio: Seas of Cheese, Pork Soda, Tales from the Punchbowl, Brown Album y Antipop. En la segunda, desde 2010 hasta la actualidad, lanzaron dos álbumes de estudio (Green Naugahyde y Chocolate Factory). Lo novedoso fue el tercer álbum de estudio de esta fase, en 2017: nos encontramos ante un disco conceptual llamado The Desaturating Seven.

Para finalizar nos gustaría resaltar una coincidencia que comparten en común las tres bandas. Y es que las tres se separaron o tuvieron un gran hiato entre 1998 (Faith no more y Refused) y 1999-2000 (Primus) hasta 2014 (Primus) 2015 (Faith no More y Refused) donde han continuado la actividad hasta la actualidad, Refused y Faith no More nos visitarán en 2021, y esperemos que Primus lo haga en un futuro cercano.

Y hasta aquí nuestra tercera entrega de Bandas Irrepetibles, esperamos que os haya gustado y os esperamos dentro de poco en una nueva entrega de esta serie. Si echas falta alguna ¡haznoslo saber en las redes sociales!

X