Radar de novedades (octubre, semana 2)

Nuevo radar de novedades. Como todos los viernes, te traemos el material más destacado que se estrena esta semana. Te dejamos por aquí cinco discos destacados que pueden ser el compañero perfecto para estos días. ¡Disfruta del radar!

Gargoyl – Gargoyl : El nuevo proyecto de David Davinson (guitarrista, cantante y líder de Revocation) ve la luz publicando un álbum progresivo de lo más peculiar. Su estilo parsimonioso contrasta con el aura mística de sus melodías. Una voz tenue y un tanto aguda, ecos y riffs extraños son el eje fundamental de este álbum, desde luego, uno de los álbumes destacados del mes.

Blue Öyster Cult – The Symbol Remains: Blue Öyster Cult son una de las bandas más infravaloradas de la historia. La formación neoyorkina lleva más de medio siglo en activo, habiendo formado parte del nacimiento del rock psicodélico, del rock progresivo y del AOR. Sin embargo su nombre siempre se ha escrito en letra pequeña.

Desde Riff Valley queremos recuperar la memoria de Blue Öyster Cult con motivo del lanzamiento de The Symbol Remains, su decimoquinto disco de estudio y primero en casi 20 años. ¿Qué nos tendrán preparados Buck Dharma y compañía en esta nueva entrega?

Necrophobic – Dawn Of The Damned: Esta banda de blackened death regresa con fuerza. En este disco la banda carga de epicidad cada canción y su guitarra solista es sensacional, siendo uno de los grandes aciertos de este álbum. Si te gustan los blast beats, los ritmos rápidos y la epicidad, ¡este es tu disco!

The Unguided – Father Shadow: La famosa banda de melodeath sueca sigue en forma. Su nuevo álbum de estudio mantiene la línea que tanto éxito le ha dado en el pasado. Su estilo de death melódico combinado con pistas sintetizadas, ritmos rápidos y otros más pesados pero con mucho gancho atrapan al oyente y validan a esta banda como una de las mejores del género.

Disco de la semana
:

Touché Amore – Lament

Touche Amoré es una de las bandas mas especiales del post-hardcore y del screamo, no solo debido a la calidad de sus melodías sino por tener una de las voces mas potentes de la escena, la de su cantante Jeremy Bolm. Su anterior disco, Stage Four fue de largo su mejor trabajo, y es que se trataba de unos discos mas especiales de la banda, puesto que narraba la historia de la perdida de la madre de Jeremy por cáncer.

Lament sigue la misma estela en cuanto a emocionalidad, y es que hay pocas bandas como Touche Amoré que la trasmitan tan vivamente. Un disco menos solemne y mas movido del anterior pero que juega con los cambios de ritmo entre canciones lentas y tristonas como A Broadcast con canciones mas movidas y frenéticas como Deflector. Sin duda la banda ha sabido mantener la calidad de su anterior trabajo con este gran disco.

X