Mejores 50 discos de 2019 (parte 5)

discosparte4

Damos por finalizada esta serie de artículos con esta última entrega. Durante varias semanas hemos ido publicando artículos con 10 álbumes destacados de 2019, y con el artículo de hoy sumamos ya 50. Nos ha parecido un buen ejercicio de reflexión y de madurez musical el hecho de tener que seleccionar estos 50 discos de entre muchos otros, y nos ha encantado poder compartirlo con todos vosotros. Te dejamos por aquí las entregas anteriores:
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4

10 discos que nos han encantado de 2019:

 Left Behind – No One Goes to Heaven. La banda de hardcore estadounidense venía de un gran disco como “Blessed by the Burn”, donde nos ofrecieron unos riffs lentos y pesados, cercanos al sludge, mezclados con una potencia comparable a grupos como Kublai Khan. En esta nueva entrega empiezan con un ritmo más rápido y demoledor pero, a medida que avanza, nos encontramos esa atmósfera negra, densa y depresiva que nos transporta a nuestro lado más oscuro, aunque en ocasiones se haga un poco pesado, dado que no nos encontramos con ningún interludio instrumental que nos ayude a digerir la crudeza del disco.

Aephanemer – Prokopton. Una de las sorpresas del año. Este joven grupo francés de death melódico sinfónico transmite al oyente una explosión de armonías, acompañadas del brillante gutural de la cantante Marion Bascoul. Las nueve canciones del álbum «Prokopton» se mantienen compactas y establecen características homogéneas de tal manera que ningún minuto de todo el disco está creado en vano. La canción «If I Should Die» probablemente sea la más completa y compleja de todo el álbum; tiene las características necesarias para convertirse en un himno. Atentos al futuro de Aephanemer, si se mantienen en la misma línea seguirán creciendo a pasos agigantados.

John Garcia – John Garcia And The Band Of Gold. El legendario vocalista de la banda Kyuss, conocido también como “La voz del desierto”, y el cual tiene un sinfín de proyectos a su espalda que ratifican este apodo, sacó en 2019 “John Garcia And The Band Of Gold”. Este disco de stoner rock puro e intenso rememora viejos tiempos de un género que, aunque transcurran los años, nunca pasa de moda. La principal virtud del álbum es el hecho de que, al tratarse de singles cortos, el disco avanza rápido y las canciones con gancho se dan paso unas a otras, haciendo del LP un trabajo dinámico y muy entretenido.

Nailed To Obscurity – Black Frost. Estos chicos representan a una de las bandas más refinadas dentro del death metal progresivo. Su último trabajo, “Black Frost”, ha impactado en la escena siendo una banda con un sonido muy delicado que cuida mucho sus melodías. La dulzura de sus riffs, a veces atmosféricos, contrastan con una voz gutural muy cruda y con unos ritmos bastante lentos, los cuales hacen brillar aún más las melodías, tratándose de un trabajo muy emotivo.

Employed To Serve – Eternal Forward Motion. Esta banda cuenta entre sus filas con una de las mejores vocalistas del hardcore actual. Con su nuevo “Eternal Forward Motion”, Employed To Serve se consolida en el mundo del hardcore con un estilo bastante propio de riffs cañeros, pesados y que combinan con melodías que hacen que la banda gane mucho feel.

Diabolical – Eclipse. La gente de Diabolical ha conseguido hacerse con un puesto en esta lista con una fórmula que nos resulta muy familiar, gracias a Behemoth entre otros. Realizan un death metal atronador que mezcla punteos blackers y efectos grabados, ya sean coros, sonidos atmosféricos o pequeños arreglos sinfónicos, que le dan un toque celestial y épico-sensacional. El “Eclipse” es un gran disco y un híbrido entre géneros, el cual tiene mucha garra pero también con mucha pausa y melodía con esos coros divinos, acompañados de una guitarra muy acertada en las melodías, que invitan al oyente a cantar con ellos.

Deserted Fear – Drowned By Humanity. “Drowned By Humanity” es uno de los discos más emocionantes del 2019. Se trata de un trabajo de death melódico al uso sin florituras, un álbum directo de riffs y punteos muy épicos que meten al oyente de lleno en cada canción.  Los singles “All Will Fall” y “Reflect The Storm” son dos ejemplos paradigmáticos del disco y que forman ya parte de la historia del género.

Ihlo – Union. Sin duda alguna ha sido de los debuts más fulgurantes de la escena del metal y del progresivo. Ihlo en su primer álbum, “Union”, han sido capaces de evocar a Tesseract con sus punteos de guitarra, recordar a Leprous con el enorme trabajo de su cantante e incluso dejar plasmado el tinte de Haken en el teclado vitalista y travieso que acompaña a todas sus canciones. En definitiva, este disco se trata de un híbrido de las bandas ya citadas que ha sido capaz de hacer una obra propia y que ha dejado el mejor tema para el final, una pieza de 15 minutos espectaculares donde demuestran su gran capacidad.

Car Bomb – Mordial. Mordial, su nuevo álbum, viene a reafirmar el grandísimo trabajo que ha realizado esta banda a la hora de crear un estilo personal (exceptuando el primer disco, más cercano al mathcore) que se ha convertido seguramente en la mejor reinterpretación de Meshuggah. Este disco es un híbrido entre el complejo punteo rítmico de Meshuggah y su propio hacer, un estilo más caótico, con más contrastes y un sonido menos cercano al djent y sí más al mathcore. Para los que nunca hayan dado una oportunidad a esta banda, quizás “Mordial” es el ejemplo perfecto para conocer el caos ordenado de Car Bomb.

From Crisis To Collapse – The Seventh Tree. En el profundo pozo de lo desconocido encontramos el disco “The Seventh Tree” de la banda From Crisis To Collapse. Este álbum es una pieza de death metal melódico de lo más interesante, puesto que todos los singles del disco tienen un groove fantástico, los riffs enganchan y las ganas de saltar y cantar se incrementan de forma exponencial. Si estás buscando bandas pequeñas porque las grandes las tienes muy vistas, ¡este disco es perfecto para ti!

X