DIAMANTE – American Dream

Diamante

Bajo el nombre no tan conocido de Diamante Azzura Bovelli se esconde una joven y talentosa cantante americana de hard rock. En un corto intervalo de tiempo ha derribado la pesada puerta del género a golpe de un genial EP (“Dirty Blonde”, 2015) y dos discos, “Coming in Hot “(2018) y “American Dream” (2021), siendo este segundo el trabajo que hoy nos ocupa.

Quizás, por su nombre artístico DIAMANTE, a algunos os será más conocida, pero pongámonos en contexto. Cuando la cantante de Boston, apenas con 21 años, publica su ópera prima “Coming in Hot”, el éxito fue fulgurante. Dos trallazos de hard rock de corte moderno en forma de singles, tales como “Haunted” o “Coming in Hot” le generaron de forma más que merecida una popularidad que la llevó a girar por todo el mundo con combos de la talla de Breaking Benjamin, Asking Alexandria o 5FDP, por nombrar a algunos. El éxito ya estaba ahí, pero su carrera continúa, y en este 2021 nos trae “American Dream”, su segundo larga duración, y que tan buenas críticas está cosechando.

¿Qué nos vamos a encontrar en este álbum de DIAMANTE?

Este trabajo de la chica del pelo azul (y no nos referimos a Alissa) podría entenderse como una continuación de su primer trabajo de larga duración. La finalización de su contrato con “Better Noise Music”, y el hecho de lanzar su música de forma independiente, ha otorgado a este Sueño Americano de un sonido más característico e íntimo que su predecesor. Una notable producción traducida en un sonido contundente, potente y con garra, engrandece  aún más a los once cortes que componen el disco, donde además de hard rock, encontraremos pistas más próximas a un sonido más alternativo.

Análisis tema a tema

Comenzamos con el tema que da título al álbum, y es que “American Dream”, a pesar de ser un tema facilón en el buen sentido de la palabra, es contundente, con garra, y lo más importante, tremendamente pegadizo. Un genial corte de hard rock que te martilleará la mente todo el día. Un clásico recién parido por la chica de Massachusetts.

Uno de los cortes que más expectativas creó en su momento (fue lanzado como single) fue “Ghost Myself”. Un tema que sin dejar de ser potente, tiene un mayor gusto por la melodía que la anterior “American Dream”. Otro gran tema de rock duro de corte más moderno (me recordó en parte a Halestorm)  y que funcionaría a la perfección en cualquier directo.

Tras dos trallazos de hard rock, la calma llega con “Serves You Right”, donde la vocalista en contraposición a los dos temas iniciales donde canta con agresividad y contundencia, tiende a un rango vocal más comedido, incluso a veces susurrante, para dar forma a un tema más cercano al pop rock o rock alternativo que al rock duro y pesado. El trabajo de las guitarras en esta ocasión, al igual que a nivel vocal, mucho más discreto.

La guitarra vuelve a tomar protagonismo en “Obvious”, donde el despliegue vocal de Diamante alcanza uno de los puntos álgidos de la obra. Un genial corte a medio camino entre el hard rock y el rock alternativo, y que en lo personal, me ha recordado a agrupaciones como Three Days Grace, de donde la cantante parece que bebe bastante para inspirarse en su particular Sueño Americano.

En “Unlovable” cambiamos por completo de tercio. Un tema preciosista, lento pero íntimo a partes iguales, y donde el piano toma el protagonismo junto a la tremenda voz que nos regala Diamante. Una sobresaliente balada que es puro feeling, y que como mandan los cánones, no debe faltar en un buen disco de hard rock. Destacar que por momentos la artista estadounidense me ha recordado a Amy Lee y sus Evanescence.

El comienzo de “Wake up Call” puede confundirnos, ya que comienza de forma pausada, pero nada más lejos de la realidad. Estamos ante uno de los cortes más potentes del plástico, donde las guitarras lo dan todo, y donde el estribillo, merced al trabajo de la vocalista, destaca sobremanera. Un gran corte de rock alternativo sin lugar a dudas.

Continuando con la contundencia sonora gracias al trabajo de las seis cuerdas, llegamos a “UnFuckYou”. Una enérgica pista donde la batería llega a destacar por encima del resto, y donde Diamante vuelve a recordarme por momentos a la Amy Lee más agresiva. Como en la anterior “Wake up Call” y siguiendo su misma línea, gran corte de rock alternativo y de sonido moderno.

El pop rock bien facturado, de enorme gusto por la melodía y de vertiente más comercial, es la tónica general en “I Love Myself for Hating You”. Un genial corte, uno de mis favoritos del álbum, y que me ha recordado precisamente a “Coming in Hot”, la opera prima de la artista de Boston y de la que hemos hablado anteriormente.

Pero ojo, que para el tramo final del trabajo la cantante americana nos tiene preparada una sorpresa. La famosa canción de los Goo Goo Dolls “Iris”,  nada más y nada menos que con Benjamin Bunley (vocalista y guitarra de Breaking Benjamin), dando lugar a una versión que, dada la facilidad con la que la han hecho suya dotándola de una personalidad genuina, parece más un tema propio que un cover. Genial tema, en mi top 3 del disco.

En “Hopeless” bajamos el pistón, la intensidad y la potencia, dando lugar a  un medio tiempo que siendo un buen tema, quizás se quede por debajo de la media mostrada hasta ahora en este “American Dream”.

Y para acabar la artista americana nos trae a modo de bonus una versión acústica de “Obvious”, donde deja claro, si es que había alguna duda llegado este punto, que su voz se desempeña igual de bien rodeada de guitarras eléctricas como en formato Unplugged.

Conclusión final

Después de escuchar muchas veces este trabajo, conociendo y siguiendo a DIAMANTE desde su “Coming in Hot” hace ya tres años, y poniendo en perspectiva la progresión de la joven artista estadounidense, es fácil pensar que el futuro de la vocalista y compositora es tan brillante como su propio nombre artístico.

24 años, dos trabajos de gran calidad, giras con agrupaciones de la talla de Asking Alexandria, 5FDP, Halestorm o Bad Wolves, o críticas alabando el talento de la artista hard rockera, no hacen más que evidenciar que la carrera de DIAMANTE, aún estando en sus primeros pasos, apunta muy alto, y que de seguir esta progresión, pronto la veremos encabezando festivales dentro del género y girar siendo ella el plato principal del menú. Ojalá sea así. Se lo merece.


¡Muchas gracias por leer este artículo! Esperamos que os haya gustado. No dudéis en seguirnos y comentar en nuestras redes sociales:

Facebook: facebook.com/RiffValleyEs
Instagram: instagram.com/riffvalleyes
Twitter: twitter.com/Riffvalleyes
Telegram: t.me/RiffValleyES

DIAMANTE – American Dream
Producción
7.4
Innovación
8.3
Técnica Instrumental
8.1
Feeling
8.3
Voz muy trabajada
De fácil escucha
Canciones muy pegadizas
Para los puristas del hard rock quizá les pueda parecer demasiado comercial
8
X