Twitch y el problema del copyright

twitch

Hoy vamos a hablar de un tema complicado: la utilización de música con copyright en la creación de contenido audiovisual.

Bien es sabido que plataformas audiovisuales, como YouTube, siempre han tenido muchos problemas con el copyright y el contenido. En los últimos días, Twitch ha tenido que lidiar con el copyright de la música que utilizan los usuarios en sus streams, amonestando a muchos por utilizarla.

Copyleft, copyright y licencias de uso

A modo aclaratorio queremos definir lo que es el copyright y el copyleft, así como las licencias de uso de cada uno de ellos.

El copyright es el derecho que tienen los autores sobre la comercialización y uso de una obra. La licencia de uso es la licencia que permite al usuario utilizar estas obras con copyright. En cambio, el copyleft es una licencia que permite la libre distribución y difusión de una obra. Por ejemplo, se pueden utilizar todas las canciones de un banco público de canciones con copyleft, como es el caso de toda la música que hay disponible en Music for creators. Sin embargo, las canciones con copyright no se pueden utilizar, ya que su uso estaría prohibido o se vería como una utilización incorrecta.

La polémica

Twitch ya utilizaba un algoritmo, al igual que Youtube, el cual elimina las partes de los vídeos que quedan grabados tras las transmisiones en las que aparece música que viola el copyright de terceros. La polémica, en este caso, ha surgido porque se han denunciado los clips que están contenidos en esta plataforma a modo de resumen. Recordamos que estos clips suelen ser de un minuto de duración y muchas veces son creados externamente, y en los cuales se incluían dichas canciones con copyright.

Por tanto, muchos canales han recibido strikes por clips o contenido antiguo, los cuales fueron creados en fechas comprendidas entre 2017 y 2019, sin ni siquiera recibir una advertencia. Todas estas denuncias se han amparado en lo que se denomina la DMCA, que viene a ser la ley que favorece los derechos del copyright en Estados Unidos. Su homólogo en España es el tan famoso Artículo 13.

En ambos artículos se recoge la protección de los derechos de autor e insta a que las plataformas, no los usuarios, cumplan con este deber y tomen medidas al respecto en caso de no cumplirlo.

¿Qué podemos hacer?

Ante todo esto, ¿qué pueden hacer los usuarios si quieren incluir música en su streaming?

Una de las respuestas fáciles seria utilizar contenidos con copyleft, pero esa música suele ser genérica y está pensada para otros usos. La mayoría de la música suele tener copyright y la creada por bandas suele estar gestionada por una discografia.

Si se quiere actuar de buena fe se deben adquirir permisos de discografías. Este es un proceso bastante complicado que consiste en llegar a una serie de acuerdos para obtener la licencia de uso de todas las canciones que se quiere utilizar en el streaming. Te dejamos un artículo en el que se explican mejor estos procesos, dado que no hay una plataforma que te permita comprar o utilizar esas licencias.

Pero aún realizando este proceso, ¿tendríamos la seguridad de que Twitch va a reconocer que tenemos derechos de uso sobre ciertas licencias? Y otra pregunta interesante es la siguiente: ¿su algoritmo está lo suficientemente desarrollado como para saber que se está en posesión de esas licencias?

Actuaciones de las discográficas

Por suerte para nosotros, las discográficas en este aspecto se están modernizando, sobre todo los sellos mas pequeños. Por ejemplo, el sello australiano UNFD ha puesto en la whitelist a todos sus artistas, lo que implica que puedes reproducir en tu streaming cualquier artista de UNFD. Pure Noise estaría en esa misma situación ya que está elaborando listas con canciones disponibles para el streaming en Twitch.

Sin un mercado libre, transparente y sencillo, se hace cuesta arriba que los creadores de contenidos realicen streamings o vídeos con música de sus artistas favoritos. De momento es un primer paso relacionado con las regulaciones del copyright y veremos qué otras opciones nos ofrece esta industria.