Top 10 discos 2022 (CarcassVet)

Otra vez estamos aquí. El año de la relativa vuelta a la normalidad acaba y, como ya es tradición en Riff Valley, elaboramos nuestro top 10 de lo mejor de todo 2022.

Como siempre, han sido doce meses con lanzamientos para todos los gustos, de todos los géneros, y donde elegir sólo una decena de trabajos se hace tan difícil como injusto, ya que tenemos que dejar fuera verdaderas obras de arte. A fin de cuentas, no deja de ser un trabajo subjetivo, por lo que todos los puntos de vista son bienvenidos. Una vez más, invitamos a nuestros lectores a dar su opinión, y a decir qué trabajos hubiesen dejado fuera y cuáles hubiesen metido de lleno es sus respectivas listas.

Y sin más dilación, ¡arrancamos!

10) ¡En el puesto número 10 tenemos empate!

Chez Kane – Powerzone: 9’0

Con este segundo álbum, prácticamente publicado un año después de su debut en solitario, la joven promesa británica Chez Kane viene con la firme convicción de quedarse. Y es que este Powerzone es una oda al buen hard rock de corte ochentero, con claras influencias de bandas como Journey, Vixen o incluso Roxette, donde la melodía y estribillos pegadizos se meterán en tu cabeza con la intención de no salir nunca más. Ligeros toques de AOR, mezclados con rock melódico a partes iguales, son la tónica general de uno de los trabajos del año dentro de su género.

Dynazty – Final Advent: 9’0

El nuevo trabajo de los suecos Dynazty tenía que estar en este top por lo civil o por lo criminal. Su forma de entender el power metal de vertiente moderna, pomposa, grandilocuente, y cargado de samples electrónicos que le sientan fabulosamente, debía estar presente. Si pensábamos que su anterior obra The Dark Delight era insuperable, los de Estocolmo han vuelto a parir otro trabajo sobresaliente. Y qué decir del estado vocal de Nils Molin, una de las voces del género sin lugar a dudas. Dadle una escucha a Final Advent porque vais a disfrutar mucho.

9) Battle Beast – Circus Of Doom: 9’1

Nuevo trabajo de los fineses Battle Beast, capitaneados por la excelsa vocalista Nora Louhimo, y donde confirman definitivamente ese viraje del power metal de corte más clásico de sus primeros álbumes a un heavy metal/ hard rock melódico y comercial con tintes power metaleros algo más discretos. Y le sienta de maravilla, que conste. Un trabajo conformado por temazos superlativos, ultra pegadizos, muchos de ellos basados en grandes orquestaciones, y con una producción que roza la matrícula de honor. Dadle una oportunidad a este lanzamiento porque os va a volar la cabeza.

8) Parkway Drive – Darker Still: 9’2

Para muchos este Darker Still es uno de los discos más flojos que han publicado hasta la fecha los australianos, pero evidentemente no para el que escribe. Más bien, todo lo contrario: sin duda alguna es su trabajo más maduro y pulido que han firmado en su ya extensa carrera. Temas más íntimos, alejados de ese metalcore salvaje y primigenio de sus primeros álbumes, y con un Winston McCall en estado de gracia. Pero ojo, ¿hay metalcore? Por supuesto que sí pero, como he dicho anteriormente, en su justa medida. Entiendo que no es un álbum para todos los públicos, y me recuerda un poco al caso de Gojira con Fortitude, pero si le cogéis el punto, lo vais a gozar muchísimo.

7) Seventh Wonder – The Testament: 9’3

El nuevo trabajo del proyecto paralelo de Tommy Karevik (Kamelot) ha sido una de las sorpresas del año. Su sexto larga duración es una clase magistral de cómo hacer metal progresivo de vertiente power metalera, superando sus últimos trabajos, lo que no es cosa fácil. La mano de Andreas Blomqvist (bajista y fundador de la banda) en tareas de composición alcanzan su zenit en este The Testament, mostrando una madurez musical excelsa. Y ojo, que para muchos, estos Seventh Wonder hace tiempo que adelantaron por la derecha a los propios Kamelot. Palabras mayores.

6) Ghost – Impera: 9’4

Cada nuevo lanzamiento de los suecos comandados por Tobias Forge, trae polémica. Polémica y división de opiniones, porque mira que hay pocas bandas en el mundo que levanten tanto revuelo como los nórdicos. Y con este Impera no iba a ser menos. Sin lugar a dudas, el quinto larga duración de los del Papa Emeritus (ahora IV) es el más ambicioso de su carrera, ya que a todo su abanico sonoro ya bien conocido (hard rock, heavy metal, pop rock…) han de sumarse nuevas melodías del todo alejadas del metal tal y como lo entendemos la mayoría. Y el resultado es una obra maestra, pero que sin lugar a dudas, no será del gusto de todos. Como siempre, dadle una escucha y sacad vuestras propias conclusiones.

5) Avantasia – A paranormal evening with The moonflower society: 9’5

Si pensamos en compositores prolíficos con una proyección estratosférica, donde su proyecto encabece festivales a lo largo del globo, y cuya carrera se extienda en el tiempo en las dos últimas décadas, a la gran mayoría se nos vendrá a la mente la figura de Tobías Sammet. El macro proyecto de Avantasia hace tiempo que devoró por completo a su hermano menor Edguy, y es entendible teniendo presente la pléyade de artistas que componen tan magna fiesta del power metal/ hard rock moderno: el propio Tobias, Michael Kiske, Eric Martin, Oliver Hartmman, Bob Catley, Amanda Sommerville, Floor Jansen, y un sin fin de colaboradores de tan alto nivel. Si además de conseguir discos redondos, eres capaz de llevar al escenario a gran parte de esos genios en shows que se extienden por más de tres horas, es entendible el éxito que atesora la agrupación liderada por el germano. Para los amantes de los sonidos épicos, pomposos y grandilocuentes, pero con un gusto exquisito por la melodía y los detalles sonoros, este es vuestro álbum.

4) Bleed from within – Shrine: 9’5

Hablar de Bleed from Within es hablar de una de las instituciones dentro del metalcore en las Islas británicas. Shrine es el sexto trabajo de los chicos liderados por Scott Kennedy, un álbum donde los escoceses depuran aún más si cabe su sonido, acercando su violento metalcore al groove metal, y por momentos, incluso al death metal («Killing time» es buena muestra de ello), pero sin perder nunca el gusto por la vertiente melódica propia del género.
Está claro que los de Glasgow están en su mejor momento, sólo tenemos que pararnos a escuchar bien este Shrine o su anterior Fracture (2020). Además, este próximo 2023 tendremos la oportunidad de disfrutar de su puesta en escena en el Leyendas del Rock, donde más de un redactor de esta web hará acto de presencia para dictar sentencia del directo de los británicos. Recomendadísimos.

3) Reckless Love – Turborider: 9’6

Uno de los trabajos que he escuchado este año hasta un punto enfermizo es el Turborider de los fineses Reckless Love. Y es que es alucinante la facilidad que tienen los muchachos liderados por Olli Herman (ex-Crashdiet) para meter en la coctelera hard rock, glam metal, AOR y power metal, pintarlo con una preciosa capa sonora de los años 80, y tenerte un año entero tarareando sus viciosas melodías. Quizás peque un poco de excesivo azúcar, pero estamos en Navidad, y de vez en cuando nos gusta pegarnos un atracón de mazapanes y mantecados, y este disco es esa caja lujuriosa que te mira desde la estantería del supermercado diciéndote «cómeme». Una delicia sonora. Un trabajo dedicado para sibaritas musicales, y por eso es digna medalla de bronce en este 2022.

2) Dry River – Cuarto Creciente: 9’8

La madre de todos los discos. La venganza ibérica del metal progresivo ante los que dicen que en España no salimos del power metal y del heavy metal de siempre. Y qué venganza.
Ángel Belinchón y los suyos han facturado uno de los mejores trabajos que se recuerdan en suelo patrio. Cuarto creciente es un compendio de nueve cortes donde el hard rock, el metal progresivo, el AOR, y el metal melódico se dan la mano de la forma más orgánica y equilibrada posible. En la propia review del álbum ya dejamos claro que para nosotros es el mejor facturado en España en muchos años, pero es que si hablamos a nivel internacional, se codea con los más grandes del género, y no se nos tienen que caer los anillos por defender la música que sale de nuestra tierra (en este caso, Castellón), e igualarla con lo que nos llega de fuera. Sin la más mínima duda, escuchadlo, pero a poder ser con auriculares y con mimo, para apreciar hasta el más mínimo detalle de esta obra maestra.

1) Bad Omens – The Death Of Piece Of Mind: 10

Y el oro indiscutible de este 2022 es para Bad Omens y su Death Of Piece Of Mind. Si a Reckless Love los he escuchado este año de forma enfermiza, este álbum traspasa la locura. Y es que la propia app de Spotify me asegura que estoy en el 2% mundial de gente que más ha escuchado el trabajo este año. Los estadounidenses han facturado un trabajo que define lo que ha de ser la conjunción perfecta entre post hardcore, metalcore, metal alternativo, electrónica, y un gusto exquisito por la melodía. Los arreglos musicales y la producción del disco son algo extraordinario, y el estado vocal de Noah Sebastian es digno de estudio. Un trabajo que traspasa fronteras y que despierta sentimientos distintos según cuándo, dónde y con quién lo escuches. Una masterpiece muy difícil de superar. Seguiremos muy de cerca a los de Richmond para ver dónde está su techo. Si es que tienen.


Y este ha sido el top 10 de este 2022 que inexorablemente nos va dejando, pero que a su vez nos abre la puerta de otro año donde volveremos a aprender y a disfrutar de la música con las ganas y el ímpetu de siempre.

Desde Riff Valley agradecemos enormemente a nuestros lectores el tiempo que nos dedicáis y el cariño que profesáis por RRSS, y os invitamos a seguir ahí otro año más. ¡Ojalá coincidamos con vosotros en muchos conciertos y festivales en 2023!

¡Sed felices y muchas gracias!


¡Muchas gracias por leer este artículo! ¿Qué os ha parecido este top? No dudéis comentar y en seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook: facebook.com/RiffValleyEs
Instagram: instagram.com/riffvalleyes
Twitter: twitter.com/Riffvalleyes
Comunidad de Telegram: t.me/RiffValleyES