thrash metal brasil

Thrash Metal Brasileño: Una revolución cultural

El heavy metal es un movimiento musical nacido y desarrollado casi exclusivamente entre Norteamérica y Europa. Esto es una realidad. Desde el nacimiento del blues y el jazz -los abuelos del heavy metal-, a principios del siglo XX hasta la aparición de Black Sabbath a comienzos de los 70’s el género se movió exclusivamente entre el continente norteamericano y Europa -en especial UK y Alemania-.

Esto no quiere decir que en el resto del mundo no se hiciese rock y derivados. Mismamente, en España hubo entre los 70’s y los 80’s una gran escena nacional. La gran diferencia es que las bandas nacidas en estos países no tenían los medios de distribución para llegar a todos los rincones del mundo, los cuales sí que tenían las bandas anglosajonas.

Pero con la llegada de los años 80’s, la globalización empezaba a dar sus primeros pasos. La hegemonía cultural de Occidente empezaba a desquebrajarse, y el mayor punto de inflexión fue Brasil.

Situación en Brasil

Brasil es el mayor país del continente sudamericano, tanto en extensión como en población. Presenta una composición étnica muy variada, con grandes regiones de población afrodescendiente, ubicadas hacia el norte del país, y otras regiones donde la mayoría del país es de origen europeo, localizadas principalmente en la parte sur del país. Amén de importantes comunidades indígenas en la amazonia interior. Todo un mosaico lingüístico-cultural que posibilita la influencia mutua entre las diversas culturas. Y si la historia nos ha enseñado algo, es que los intercambios culturales suelen repercutir de forma muy positiva en el arte.

mapa racial brasil
Composición étnico-racial de Brasil según el último censo oficial.

Allá por los años 60’s, y en medio de la operación Cóndor -un plan ideado por USA para establecer una serie de dictaduras militares en Sudamérica y así impedir el avance de las guerrillas comunistas en el continente- Brasil sufrió un golpe de Estado a manos de una parte de la cúpula militar.

Este golpe supuso el fin del modelo liberal que había gobernado el país hasta entonces y la implantación de un régimen semi-dictatorial que impuso un férreo control social e inició persecuciones masivas contra todo opositor político.

Este régimen controló con mano férrea el país durante la segunda mitad de los años 60’s y durante toda la década de los 70’s, pero a principios de los 80’s empezaba a hacer aguas. Sin entrar en demasiada profundidad, el régimen acabó colapsando y en 1985 volvieron a celebrarse elecciones presidenciales en libertad. Y durante esta época de profundas transformaciones político-sociales en Brasil nació una escena metalera genuinamente auténtica.

Esta escena bebería fundamentalmente del nacimiente Bay Area thrash y del hardcore punk de la costa. Un elevado número de bandas surgieron durante este periodo y conquistaron tanto el mercado europeo como el americano, destacando por encima de todas Sepultura.

Como en casi todas las escenas locales de aquellos años, las discográficas independientes jugaron un papel muy importante en la evolución y popularización del género. En el caso de la escena brasileña, el sello más importante fue Cogumelo (seta en portugués). Fundado en Belo Horizonte allá por 1980, sirvió como plataforma de despegue para bandas como Sepultura, Sacrófago u Holocausto.

A continuación hablaremos de algunas de las bandas más destacadas de aquellos años y haremos un resumen de lo que significó Sepultura tanto en Brasil como en el resto del mundo.

Ratos de Porao

Ratos de Porao (también conocidos como RxDxPx) son una de las mejores bandas de crossover thrash nacidas en los 80’s. La formación oriunda de Sao Paulo estuvo capitaneada desde un primer momento por Joao Gordo, una especie de Fat Mike versión brasileña, mezcla de talento y polémica en partes iguales. La banda publica en 1984 su ópera prima Crucificados Pelo Sistema, un auténtico clásico moderno homenajeado hasta por los mismísimos Lendakaris Muertos.

Ratos de Porao fueron el mayor exponente de la escena hardcore brasileña de finales de los 80’s, dentro la cual también destacaban bandas como Olho Seco, Cólera, Inocentes, Garotos Podres o Lobotomia. A pesar de sus humildes orígenes, hoy en día Ratos continúan en activo y dando conciertos por todo el mundo de forma habitual, habiendo fichado por Alternative Tentacles (la discográfica de Jello Biafra) hace unos años.

Ratos de Porao en 1984.

Sacrófago

En el anterior artículo que escribí para esta web mencioné que el black metal fue un género nacido exclusivamente en Europa durante los 80’s. Realmente esto fue una pequeña licencia poética puesto que una de las bandas pioneras, Sacrófago, era brasileña.

Sacrófago se forman en Belo Horizonte en 1984 y en 1987 publican su primer disco, titulado I.N.R.I. Este poseía un sonido proto-black muy interesante y profundamente influído por bandas como Celtic Frost o Venom. Sacrófago adoptaron desde un primer momento la estética y temática tradicional del black metal, siendo una de las primeras bandas en hacerlo.

Este disco fue distribuido de forma underground a través del antes mencionado Cogumelo y hacia finales de los 80’s llegó a Noruega, causando un profundo impacto a la incipiente escena de aquellos años. Fenriz de Darkthrone y Euronymous de Mayhem declararon en su momento que fue una de las mayores fuentes de inspiración que emplearon para grabar sus primeros trabajos.

Desde las selvas tropicales de Brasil hasta los bosques atlánticos de Escandinavia, el sonido de Sacrófago penetró en el subconsciente de una generación de músicos y posibilitó el estallido musical de un género.

La banda se encuentra disuelta desde el año 2000 y la mayoría de sus miembros tiene profesiones que se encuentran profundamente alejadas de la industria musical. Su vocalista, Wagner Lamounier, es doctor en economía y profesor en la Universidad de Belo Horizonte.

Evolución de Wagner Lamounier. De icono black a profesor univesitario.

Angra

Angra son una banda de power metal nacida en 1992 de la mano de Andre Matos, tristemente fallecido en 2017 y de Kiko Loureiro, actual guitarrista de Megadeth.

Aunque nacieron unos años del boom noventero, consiguieron un enorme éxito desde el primer momento. Ejemplifican de manera extraordinaria el cambio de tendencia entre la década de los 80’s y la década de los 90’s.

Con un sonido propio fuertemente influenciado por el metal sinfónico, el metal neoclásico e incluso el metal progresivo, Angra consiguieron hacerse un hueco muy importante durante las décadas de los 90’s y los 2000’s. Sin embargo, debido a diversas tensiones y entradas y salidas de miembros, la banda tuvo una historia bastante accidentada, con hasta dos hiatus. Hoy en día continúan en activo, y su vocalista actual es Fabio Lione (Rhapsody of Fire).

Angra en 1994 con su formación clásica.

Krisiun

Krisiun son también una banda tardía, puesto que su debut se produjo en 1995, pero su death metal consiguió enamorar desde el primer momento. Formados en Porto Alegre en 1990 por tres hermanos, consiguieron colarse en el panorama internacional desde el primer momento.

Su sonido estaba muy alejado tanto del death metal sueco como del Florida death metal.

Sepultura

Sepultura son una categoría en sí mismos. Su influencia revolucionó por completo el panorama cultural del Brasil post-dictatorial. Fueron la punta de lanza de una renovación nacional. Hasta existen artículos académicos que hablan de la influencia que tuvieron en la creación de una nueva identidad nacional brasileña.

Sepultura nacen en Belo Horizonte en 1984, fundados por los hermanos Cavalera. El sonido de sus dos primeros álbums (Morbid Vision en 1986 y Squizophrenia en 1987) era muy cercano al thrash metal que se destilaba en la Bay Area americana.

Sepultura en 1991, año de lanzamiento de Arise. Ese mismo año hicieron uno de sus conciertos más épicos en Barcelona.

Ambos discos fueron producidos y distribuidos a través de Cogumelo. Pero poco a poco su sonido fue evolucionando hacia lo que posteriormente sería denominado el groove metal. El disco que marcaría el punto de inflexión tanto a nivel musical como a nivel de popularidad sería es Beneath The Remains.

En este álbum la banda comienza a abrazar el incipiente sonido groove y supuso un auténtico bombazo comercial en Latinoamérica. Beneath The Remains fue producido por una aún desconocida Roadrunner Records. El sello norteamericano ya había adquirido los derechos de distribución de Squizophrenia para Europa y USA.

Este tuvo un éxito considerable, por lo que se decidieron a producir un nuevo álbum bajo la batuta de Scott Burns, auténtico padre del death metal americano de los 90’s. En sus manos estuvo la producción de Cannibal Corpse, Obituary, Deicide, Cynic, Death, Suffocation y decenas de bandas más.

Sus tres discos siguientes, Arise (1991), Chaos A.D. (1993) y Roots (1996) estuvieron entre los más vendidos de la década de los 90’s, siendo Sepultura la primera banda de metal en triunfar fuera del duopolio Europa/Norteamérica, realizando sendas giras mundiales durante aquellos años.

Sin embargo, las tensiones internas de la banda empezaron a hacer mella. El distanciamiento entre los hermanos Cavalera (en especial Max) y Andreas Kisser empezó a ser cada vez mayor. Las causas de la ruptura nunca han quedado totalmente esclarecidas.

En agosto de 1996 y en medio del festival británico Monsters of Rock la formación sale al escenario como un trío. Max estaba ausente. Poco después se anunciaría de forma oficial su marcha y la posterior incorporación de Derrick Green se hizo oficial al año siguiente. Max fundaría al año siguiente Soulfly y ambos hermanos se reencontrarían musicalmente en 2007, bajo el nombre de Cavalera’s Conspiracy.

Desde entonces la popularidad de Sepultura se ha ido apagando lentamente. Pasando de llenar estadios en la década de los 90’s a apenas llenar salas hoy en día.

thrash metal
Formación actual de Sepultura, con Derrick Green como vocalista. El único miembro original que continúa en la banda es Andreas Kisser (segundo por la izquierda).

Tanto los hermanos Cavalera como Andreas Kisser siguieron sus trayectorias en paralelo. Nada parece indicar que vaya a existir una reunión de la banda. Aunque experiencias como las de Helloween con su tour Pumpkins Are Reunited nos invitan a ser optimistas. Los hermanos Cavalera ya giraron en 2017 bajo el nombre de Max & Igor Cavalera Return to Roots, tocando clásicos de la banda. Un posible primer paso para el tan ansiado tour reunión.

Aún a pesar del batacazo en popularidad, en nuestra memoria siempre quedará el recuerdo imborrable de la que fue una de las bandas que más profundamente revolucionaron la escena noventera

ÁLBUMES RECOMENDADOS:
Sepultura – Roots, Arise y Chaos A.D.
Sacrófago – I.N.R.I.
Ratos de Porao – Crucificados Pelo Sistema
Angra – Temple of Hate

X