Hoy cumple 25 años un disco especial. No es solo especial para el death si no para todo el mundo de metal. Este álbum ha sido fundamental en la creación de uno de los sonidos que más influirían, no solo en su época, si no en futuras generaciones: Slaughter of the Soul, el disco más aclamado de la banda sueca At The Gates. Este álbum fue el precursor de lo que hoy llamamos death metal melódico. En este artículo de hoy os contaremos como surgió el death metal melódico y por qué se le conoce por el nombre de Sonido de Gotemburgo.

La escena de Gotemburgo

Gotemburgo, una ciudad del sur de Suecia, se convertiría en la cuna de las principales bandas del género. Todo comenzó de una manera más o menos espontánea a partir de Grotesque, una banda creada por Tomas Lindberg y sus amigos de instituto. A raíz de sus conciertos, se crearía una escena local amante del death metal con base en la pequeña sala Valvet.

En 1990, Grotesque se disolvería y surgirían muchas bandas alrededor de esta pequeña escena, como los conocidos At The Gates, Dark Tranquillity, Ceremonial Oath, Tiamat, In Flames…

Muchas de estas bandas estaban relacionadas entre sí, compartiendo muchos de sus miembros. Así, gente como Mikael Stanne, formaría parte de Dark Tranquillity y se encargaría de las voces del primer disco de In Flames, Lunar Strain. Anders Fridén fue miembro de Dark Tranquillity, con quien grabó 2 EP y su primer LP Skydancer, y coincidiría en Ceremonial Oath con Jesper Strömblad, guitarrista de In Flames, quien le pediría que se uniese a la misma.

Slaughter of the Soul

Con el paso del tiempo, la escena de carácter local fue ganando relevancia. Por ejemplo, en 1995 At The Gates era una banda relevante en la escena del death metal sueco.

Pero la revolución vino a partir de ese año, cuando elaboraron su cuarto disco, Slaughter of the Soul, en el estudio Fredman de Gotemburgo. El productor, Fredrik Nordström, produjo la mayoría de los álbumes de la primera ola del death metal melódico, por lo que se le conoce como uno de los artífices de este nuevo sonido.

Con este album, At the Gates se distinguirían de otras escenas, como la popular escena de Estocolmo con bandas como Entombed o Dismember. Más en concreto, la banda separó el sonido crudo habitual del death metal con componentes mas melódicos o estribillos más marcados.

Por desgracia, sería también en 1996 la primera de las rupturas de la banda. Según palabras textuales del guitarrista, Anders Björler: “tuve que decir basta, tras 8 meses de gira, cuando solo nos pagaron en cerveza y alcohol”. Debido a la frustración y al no saber aguantar la presión, la banda lo acabó dejando.

Melodeath tras la separación de At The Gates

Aún a pesar de la separación de At The Gates, Slaughter of the Soul tuvo un recibimiento muy bueno y abrió la puerta a todas esas jóvenes bandas de la escena de Gotemburgo.

In Flames fue fichado por el reconocido sello Nuclear Blast y, junto con Dark Tranquillity, lideraron esta nueva ola de death metal melódico con sus álbumes, los cuales asentaron las bases. Estos álbumes fueron The Gallery, de Dark Tranquillity, y The Jester Race, de In Flames, ambos producidos por Fredrik Nordström en Fredman.

Y así surgó el tan famoso sonido de Gotemburgo. Tal fue el éxito de estos discos que surgieron multitud de bandas con un sonido bastante similar, ya fuese en Suecia, como Arch Enemy, Soilwork… o en otros países, como Finlandia, con bandas como Children of Bodom u Omnium Gatherum.

Aquí os dejamos con una lista que hemos elaborado con los mejores temas del death melódico, ¡esperemos que la disfrutéis!

X