abril

Mejores discos mainstream de abril 2020

Continuando con los discos que publicamos de enero y febrero y marzo, os dejamos con un listado de los discos mas relevantes de este abril:

DRAIN – California Cursed: Vuelve el nardcore (hardcore de la zona de California) con este disco energético, fresco y con olor a Beach Boys y tablas de surf. Cabe destacar principalmente sus screams agudos y riffs rápidos y punzantes.

By The Thousands – Dead Matter: Estos chicos de Madrid machacan a golpe de metalcore y deathcore. Su último trabajo «Dead Matter» es un álbum potente y directo. Los singles son una larga colección de punteos poderosos, breakdowns y momentos melódicos y atmosféricos sensacionales que poco tienen que envidiar a cualquier otra banda destacada de su ámbito.

Divine Chaos – The Way To Oblivion: Su segundo LP, «The Way To Oblivion», rebosa técnica y buen hacer. Esta banda de thrash y death metal vuelve a sorprender con un disco muy dinámico, ágil y directo. Su peculiar hibridación y gusto por riffs trabajados y con gancho hacen del disco una obra excelente.

Oranssi Pazuzu – Mestarin Kynsi: El Mestarin Kynsi es una explosión de sonidos extravagantes. Black metal, progresivo y sonidos atmosféricos componen un disco avant-garde brillante e impredecible en cada paisaje turbio que se describe.

Vampire Squid – Reinventing The Eel: Reinventing The Eel es un disco de tech death realmente travieso. La rareza del álbum es la tensión que es capaz de transmitir. Los cambios de ritmo son constantes y los singles son un frenesí. El nervisosismo de las guitarras se traduce en arpegios y riffs locos que alimentan una atmósfera oscura como la voz gutural de su cantante y extraña cuando incorporan cambios de ritmo inesperados que alteran el sentido de las canciones.

Elder – Omens: : Esta reputada banda del mundo doom/stoner ha cambiado ligeramente su sonido con su álbum «Omens». En este trabajo la banda opta por un sonido limpio alejado de la distorsión de sus anteriores discos y con un magnífico resultado. Así es, Elder sorprende de nuevo con su LP de stoner rock pulcro con atmósferas cercanas al rock psicodélico; canciones tranquilas y paisajes idílicos fantásticos.

Barishi – Old Smoke: : Esta banda de metal progresivo publica «Old Smoke» y nos muestra el lado más oscuro del género. Este álbum es realmente peculiar por todo lo que aglutina. Arpegios melódicos dan paso a guitarras sucias de riffs envolventes que combinan con unas atmósferas oscuras, una voz blacker y solos atípicos. Un LP genuino e impredecible.

Rat Cage – Screams From The Cage: Hardcore punk sin paliativos. Álbum agresivo con una voz cruda, ritmos rápidos y simples que nos harán volver a los años 70.

Kingsmen – Revenge. Forgiveness, Recover: En su primer LP, «Kingsmen» nos traen la epicidad al metalcore. Un buen disco lleno de un gran repertorio de melodías y con una rango vocal sorprendente.

Nightwish – HUMAN. :II: NATURE.: Nightwish es una de las bandas más exitosas del metal sinfónico, y de las bandas más icónicas de la escena finlandesa. Con este álbum optan por seguir en la misma línea que el anterior, «Endless Form Most Beautiful», donde predominan las canciones largas y de carácter mucho más maduro. Para este álbum muestran el respeto y pasión que tienen por la naturaleza, y expresan de manera conceptual y cinematográfica el contraste antropológico entre lo que somos ahora, lo que fuimos y lo que podemos llegar a ser.

Wolfheart – Wolves of Karelia. Se trata de una banda joven de death melódico, cuyo estilo nos recuerda principalmente a bandas como Amorphis e Insomnium. «Wolves of Karelia» nos ha sorprendido gratamente y será un álbum que hará que la banda despegue definitivamente, tras otros tres discos de recorrido, y desate todo el potencial que poseen. Si eres amante del melodeath no le pierdas la pista a esta banda, tienen un futuro próximo muy prometedor.

The Ditch And The Delta – The Ditch And The Delta: Su nuevo disco (con el mismo nombre) es sludge en estado puro. Guitarras con un sonido sucio, voz muy rasgada y unos ritmos bastante pesados caracterizan a un álbum lleno de melodías turbias y atmósferas densas. Sin embargo, su estilo un tanto oscuro y denso se contrarresta con singles cortos y algún que otro ritmo que dinamiza mucho el LP.