marzo 2020 collage

Mejores discos mainstream de marzo 2020

Continuando con los discos que publicamos de enero y febrero, os dejamos con un listado de los discos mas relevantes de este marzo:

Code Orange – Underneath: La banda ya mostró sus intenciones con Forever cuando Shade dejó la guitarra y se pasó a los sintetizadores. Quieren trascender, experimentar e ir a más en cada disco, y eso es lo que hacen con Undernearth. En este LP han dado rienda suelta a su creatividad dando forma a canciones con estructuras complejas que, sin olvidarse de sus raíces hardcoretas, beben de multitud de influencias, desde el industrial al rock alternativo.

Neck Of The Woods – The Annex Of Ire: Los canadienses vuelven con esa mezcla entre agresividad y ritmos progresivos que tan buen resultado les dio en su primer LP, The Passenger. A diferencia de éste, esta vez contamos con una producción y un sonido mas elaborado.

Ocean Grove – Flip Phone Fantasy: Tras el cambio de formación, la banda australiana ha pasado de un sonido propio del nu-metalcore en The Rhapsody Tapes a un sonido que se acerca al nu-metal del 2000.  Estamos ante un disco muy desenfadado con el que te darán ganas de volver al chándal.

The Chats – High Risk Behaviour: Es el primer LP de la banda australiana pero no lo podían haber hecho mejor; 28 minutos de puro punk con canciones cortas, rápidas y directas, con unas letras realmente actuales y muy gamberras.

White Stones – Kuarahy: La banda de Martín Méndez (bajista de Opeth), debuta en la escena del metal con un álbum personal y atrevido. «Kuarahy» es un ambicioso proyecto de death metal progresivo cuya temática principal hace referencia a la cultura nativa uruguaya (nacionalidad de Méndez). El disco logra sumergirte en una oscura atmósfera llena de riffs potentes que calan en la mente de cualquiera; se trata de un viaje melódico cuyo propósito final es el de llegar a la perfección, o por lo menos aproximarse. Esperamos con ansia los próximos pasos de la banda.

Me And That Man – New Man, New Songs, Same Shit, Vol.1: Me And That Man, o también conocida como «la otra banda de Nergal», aunque es cierto que no tiene nada que ver con Behemoth. «New Man, New Songs, Same Shit, Vol.1» es el segundo trabajo de la banda, que cuenta con colaboraciones estelares como las de Matt Heafy, Corey Taylor, Niklas Kvarforth o Ihsahn, y trata de acceder a las raíces más puras del blues y folk del sur de Estados Unidos, pero fusionándolo con una clara influencia de black metal. Ellos lo definen como dark folk o gothic blues, y transmite a la perfección el concepto del que hablan. Cada canción tiene un propósito final, una atmósfera diferente.

Igorrr – Spiritualy And Distortion: Tras el sorprendente éxito de «Savage Sinusoid», Igorrr estrena su segundo trabajo. Se trata de una de las bandas más random del panorama actual, ya que combinan metal extremo con electrónica y música clásica. Este álbum, al igual que el anterior, convierte su escucha en una experiencia única, llena de locura y caos, cuya originalidad desata en cada oyente un viaje único. ¿No te lo crees? Dale una escucha.

Roman Ring – The Haloguen: Estos monstruos del tech death nos sorprenden con un disco bastante variado. Los riffs poderosos, la voz gutural (grave y aguda) y los solos se intercalan entre paisajes melódicos instrumentales fantásticos. ¡Un trabajo excelente!

Aronious – Perspicacity: Aronious irrumpe en la escena con su nuevo álbum. Un disco de tech death muy rápido y directo lleno de riffs, arpegios melódicos y unos cambios de ritmo muy traviesos.

Desakato – La Miel De Las Flores Muertas: ¡Vigor, vitalismo, garra, melodía, denuncia y mucho punk rock! Así es, Desakato sigue en forma y publica un trabajo realmente bueno consolidándose como una de las mejores bandas del género en la actualidad.

Irist – Order Of The Mind: Esta banda abre fuego con un disco debut sensacional. Su LP tiene un estilo directo que se maneja dentro del sonido propio del groove metal. Además, cuenta con altibajos o transiciones calmadas entre sus poderosos riffs que llevan al oyente a un momento cumbre en sus singles.

Burzum – Thulêan Mysteries: Esta leyenda viva del metal sigue en su camino de no retorno. Su nuevo trabajo va en consonancia con sus dos antecesores, un álbum atmosférico, ambiental y muy sosegado. Un disco íntimo y espiritual con el que el autor nos sumerge de lleno en los paisajes idílicos.

Disbelief – The Ground Collapses: Este grupo avanza con paso firme con un álbum de death metal muy directo. El The Ground Collapses es un trabajo lleno de virtudes y apenas defectos. La voz gutural de ultratumba combina con unos riffs realmente buenos y llenos de energía que no dan tregua en ningún momento. En definitiva, un álbum contundente y sin apenas momentos melódicos.

Myrkur – Folkesange: Amalie Bruun es música en estado puro. Ha transitado desde los sonidos poperos de sus inicios en solitario, pasando por el black metal de los dos primeros discos de Myrkur (M y Mareridt), hasta los sonidos folk de su tercer disco, Folkesange. En este tercer trabajo, la artista danesa deja de lado todas las facetas que conocíamos de ella y decide abrazar las raíces del folk tradicional escandinavo desde una perspectiva muy íntima, combinándolo con ciertos toques góticos y black. Mediante lo descrito se consigue un trabajo más que notable y hace que nos preguntemos cuáles son sus límites musicales.

X